La alergia primaveral
  • 18 abril, 2022

La alergia primaveral

Llega la primavera y con ella la temida alergia primaveral que, aunque se le conoce con este nombre, hace ya varias semanas que los síntomas están empezando a hacer estragos a diferentes niveles, según la persona.
La alergia primaveral suele ser una reacción anómala del organismo al polen, principalmente, y sus síntomas suelen ser picor de nariz y ojos, asma, eccemas, estornudos, etc.
A pesar de que son mayo y junio los meses con mayor polinización, hay factores como el clima o el tipo de planta que hacen que esta alergia primaveral comience a hacer efecto antes.

Cómo prevenir la alergia primaveral

Sea cuando sea que comiences a notar los síntomas de la alergia primaveral, lo más recomendable es que comiences a prevenirlo. Te explicamos cómo:
– Utiliza accesorios como gafas de sol para proteger los ojos del polen.
Ventila tu casa con el tiempo justo para que, al abrir las ventanas, entre la menor cantidad de polen posible, con 10 minutos a mediodía sería suficiente.
Evita las concentraciones de polvo en el hogar y cuelga la ropa en el interior, así evitaremos que el polen se acumule en estas superficies.
– Evita estar o practicar deporte en la calle, en jardines o parques con vegetación, sobre todo a las horas en las que hay mayor concentración de polen, el amanecer y el atardecer.
Cámbiate de ropa al llegar a casa. Puedes darte una ducha para eliminar restos de polen en la piel y en el pelo.
– En caso de tener aire acondicionado en casa o en el coche, es aconsejable aplicar un filtro especial para el polen.
Ayuda a tu sistema inmunitario, con complementos alimenticios como Revidox ADN.

Qué puede aliviar los síntomas de la alergia primaveral

Si ya has empezado a notar sus síntomas, además de la medicación que te hayan recetado, existen una serie de remedios caseros que te ayudarán a aliviar las molestias, como los vahos de eucalipto, el agua salina o agua de mar o las las infusiones de plantas como el tomillo, la caléndula y la cola de caballo.
Además, siempre es aconsejable consultar a diario la concentración de polen en el territorio en el que te encuentres. Lo puedes hacer a través de la página de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.
Desde Actafarma de Kern Pharma te recomendamos que ante la duda de si puede ser alergia o no, o en caso de que los síntomas se agraven o sigan siendo muy molestos, consulta con tu médico para que pueda hacerte pruebas y ajustar tu medicación.

Si tienes alguna duda relacionada o quieres que toquemos algún tema concreto, puedes escribirnos a través de nuestras redes sociales: Facebook o Instagram.

Post relacionados