La importancia de comer bien para la salud
  • 29 noviembre, 2021

La importancia de comer bien para la salud

Comer bien es fundamental para nuestra salud. Los alimentos aportan una serie de nutrientes a nuestro organismo necesarios para llevar a cabo correctamente todas sus funciones fisiológicas.

Llevar una dieta equilibrada y variada es clave a la hora de promover la salud física y mental, prevenir las enfermedades y, en general, mejorar nuestra calidad de vida.

¿Por qué es necesario comer bien?

Según diversos estudios la relación entre alimentación saludable con la prevención y la salud es muy estrecha. Y es que reduce las posibilidades de desarrollo o aparición de algunas enfermedades como la obesidad o la diabetes, entre otras.

Por eso, es imprescindible mantener una alimentación correcta, variada y completa que aporte energía, nutrientes y otros componentes como la fibra y los antioxidantes naturales. Esto ayudará a que a corto y largo plazo nuestro organismo pueda gozar de una salud más fuerte.

¿Qué ha de contener una alimentación saludable?

  • Consumir pescado blanco y azul, por lo menos 4 veces a la semana
  • Tomar al menos 5 porciones de frutas y verduras al día para obtener la suficiente fibra dietética.
  • Legumbres, arroz y pasta entre dos y cuatro veces por semana.
  • Dar prioridad a carnes magras pollo, pavo, conejo, ternera magra, cinta de lomo, etc
  • Incluir cada día cantidad suficiente de cereales como el pan.
  • Ingerir 2 litros de agua al día para obtener la hidratación necesaria

* Es importante reducir la sal para evitar la aparición de hipertensión arterial, así como minimizar el consumo diario de grasas saturadas al 10% y grasas trans a menos del 1%. Esto disminuye el riesgo de sobrepeso u obesidad. Sin embargo, el aceite de oliva es una de las grasas más saludables, así como el aguacate y el salmón, ricos en Ácidos grasos Omeha-3. Evita, también, el consumo de azúcares añadidos y apuesta por alimentos naturales y mínimamente procesados.

Hábitos que sumarán en cualquier dieta equilibrada

  • Apostar por variedad de alimentos evitando grandes cantidades de cada uno.
  • Respetar los horarios para las comidas, intentando evitar saltarse ninguna. Lo recomendable son 3 comidas al día (desayuno, comida y cena) y algún tentempié a media mañana o a media tarde.
  • Adoptar formas de cocina más saludables: al horno, hervidos, al vapor, a la plancha, crudos (especialmente las verduras), etc.
  • Incluir especias que, además de ser muy sanas, aportan sabor a tus platos.

Otros hábitos clave que ayudarán a tu salud

  • Hacer ejercicio diario y de manera regular para que nuestro cuerpo se vaya acostumbrado a la actividad
  • Evitar el sedentarismo lo máximo posible
  • Abandonar hábitos tóxicos como tabaco o el exceso de bebidas alcohólicas.
  • Llevar una vida relajada con rutinas sanas, evitando estrés y horarios poco estables.

Seguir todos estas pautas y consejos te ayudarán no solo a mantener a las enfermedades a raya, sino a tener la energía suficiente para un ritmo de vida activo.

Y, como siempre, si quieres que hablemos de algo en concreto o tienes alguna duda, envíanos un mensaje a través de nuestras redes sociales: facebook o instagram.

Mientras tanto, quizá te interese este artículo sobre el colesterol o este otro sobre cómo detectar alimentos poco saludables según su etiquetado.

Post relacionados